Nota sobre La Rueda de la Fortuna




La Rueda o Parte de la fortuna es un punto aritmético, no visible al ojo, pero que podemos calcular resolviendo el calculo siguiente : ASC + Luna - Sol


Las partes son muy antiguas, y el articulo no pretende describir la rueda de la fortuna sino comentar una observación al respecto.


Se ha observado en muchísimas cartas que si el efecto de la rueda de la fortuna, justamente, es brindar un apoyo y una suerte incondicional, esto no siempre resulta siendo benéfico para aquel que la tiene posicionada en tal o tal casa.


Explicaciones.


La Rueda de la Fortuna trae facilidades. Las facilidades hacen que aflojamos la atención, que soltemos el esfuerzo y la vigilancia que tengamos en el contexto de la casa donde se expresa la parte de la fortuna.


Su efecto es muy constatable, y es por eso que resulta siendo la única aceptada y utilizada por casi toda la comunidad astrológica.


La he visto en todos tipos de escenarios, de contextos y situaciones brindar apoyo y soporte.


En casa 3 donde la hermana mayor la paga los estudios y la apoya psico y económicamente para que pueda irse a otro país a cumplir sus sueños...

En casa 9 donde se obtiene becas para estudiar, maestros espirituales (o profesores) que comparten enseñanzas de forma incondicional, países extranjeros donde uno se siente como en casa...

En casa 7 donde la pareja lo resuelve todo...

En casa 10 donde el padre aporta lo que se necesita y donde cualquier proyecto profesional que voy realizando se da con facilidad...


Y en todas las casas donde, según las particularidades de las cartas astrológicas, se constata con obviedad o discreción el efecto de la parte de la fortuna.


No obstante, hemos notado un efecto paradójico que parecería expresarse donde se encuentra la rueda de la fortuna. La facilidad que brinda esta parte hace que la persona se pondría en "modo descanso" en relación a la temática de la casa donde se encuentra, y hace que no se desarrolla óptimamente en este ámbito de experiencias.


He visto por ejemplo alguien con la rueda en 10, para quien el padre es el soporte permanente que da los recursos para que esta persona no se ponga activa profesionalmente. Esta misma persona estuvo profesionalizándose en muchos dominios sin jamás llegar a poder realizarse porque cada ves que emprende algo no se esfuerza lo suficiente. La no-necesidad, el facilismo, hace que no se desarrolle en el ámbito profesional.


Por ejemplo con la rueda en casa 9 he visto como algunos maestros de puro "dharma", esto es, muy sinceros, coherentes y auténticos, se manifiestan y comparten conocimientos y enseñanzas sin ninguna condición de retribución, pero que la persona como tal no haya valorado estos maestros por ser tan fácil de acceso el objeto de sus enseñanzas. De igual forma, obteniendo becas y facilidades de estudio sin aprovecharlas. Un viaje que no se goza porque fue regalado.


Existen muchos ejemplos que tratan esta cuestión, pero levanta una reflexión muy interesante a mi parecer.


"¿Y si, en realidad, no valorariamos lo que se nos da fluidamente ?

"¿Y si, en nuestro inconsciente colectivo, fueramos convencidos de que tenemos que luchar la vida hasta tal punto que cuando algo se nos aparece magicamente lo desechamos ?"


De alguna forma vemos una posible respuestas a estas preguntas cuando decimos que hay que cobrar su trabajo para que sea valorado. Cuando decimos que la satisfacción solamente se obtiene con el sudor de la frente. Que el verdadero sentido de la vida solamente se encuentra en los momentos más críticos de nuestra vida.


De hecho, es algo incluso observable en cartas natales plenas de trigonos y sextiles, aquellas que no requieren de mucho esfuerzo. El ejemplo de la rueda de la fortuna se puede extender en este dominio de los trigonos y sextiles, donde vemos que si hay abundancia de aquellos, la vida pierde sentido y la persona pierde motivación y dinamismo.


Es interesantísimo verlo de esta forma. Siempre nos quejamos de las dificultades, pero no nos damos cuenta que aquellas dificultades nos dan sentido. Que estos desafíos nos motivan a actuar, a arriesgarnos, a conocernos y llevarnos a desarrollar lo mejor de nosotros.


Sabemos sin embargo que "las personas las más luminosas son las que le sacaron más provecho a los momentos más oscuros de sus vidas".


Así que reflexiona sobre la posición de tu rueda de la fortuna, de tus trígonos y puntos favorables. ¿Los estas aprovechando ? ¿Los valoras de verdad? Porque es clave reconocer que podemos tener una ayuda de gran valor sobre la cual impulsarnos para ir laborando sobre nuestros lados más complejos.


No debemos ni reposarnos y perder motivación cuando las cosas se dan con facilidad, ni desvalorizar el apoyo incondicional de la vida misma.


En equilibrio debemos de avanzar. Con humildad, pero con confianza.