Signos opuestos y complementarios

Entender la complementariedad de los signos es entender la dinámica profunda del zodiaco que siempre se manifestará de forma circular. La lógica geométrica de un circulo es la siguiente: no hay inicio ni final, solamente existe continuidad; y si ubicas un punto del circulo entonces inevitablemente este punto tendrá su opuesto.

Es inherente a la vida, que todo se manifieste en este mundo en virtud de opuestos y complementarios, lo que los Toltecas llaman la dualidad Ometeoica.

Así, el zodiaco, siendo un circulo, tiene 360 grados de arco. Cada signo zodiacal tiene por lo tanto, bien definido por razones obvias y extremadamente antiguas, 30 grados, cada uno por igual. Naturalmente si te posicionas en Aries, encontrarás el punto opuesto en Libra. Si te posicionas en Tauro, es el signo de Escorpio que encontrarás al otro lado, y así sucesivamente iremos integrando los distintos ejes de la matriz zodiacal:



Aries - Libra

Tauro - Escorpio

Géminis - Sagitario

Cáncer - Capricornio

Leo - Acuario

Virgo - Piscis


Lo cual está ilustrado a través de la imagen superior.

En este mundo, todo existe en virtud de opuestos y complementarios. Así tenemos el hombre y la mujer, el día y la noche, la luz y la oscuridad, lo inferior y lo superior, lo que suma y lo que resta... y desde este punto de vista entenderemos que los signos zodiacales también vibran de acuerdo a una energía especifica que inevitablemente pone de manifiesto a su opuesto. Así podríamos describir diferencias extremas entre distintos signos zodiacales, pero siempre hay de recordar que estas diferencias se ponen obvias en tanto al hecho de que no se ha realizado ningún labor de entendimiento y elevación energética de dicho signo.

Ilustremoslo con el siguiente ejemplo:

ARIES LIBRA

Desequilibra, unilateraliza Equilibra, distribuye

Decide Duda

Independiente Dependiente

Actúa ante su deseo personal Consulta el deseo de los demás

Acción Vacilación

Violencia Seducción

Burdo, tosco Armónico, sutil

Directo, franco Diplomático

Impulsivo Efímero

De acuerdo a esa muy resumida y volátil lista de características podemos ver claramente las diferencias (no necesariamente antagónicas ya que trata de la psique humana y no de la energía pura) que se expresan a través de Aries y de su signos opuesto (y por ende complementario), Libra.

Llegando a este entendimiento (Géminis) es clave comprender (Sagitario) que no existe uno mejor que el otro, sino que son manifestaciones naturales de una misma energía. Desde lo más practico, ningún extremo es positivo, pero exterioriza una cualidad muy pura que por ser, justamente, tan pura genera desbalanceo en el punto opuesto. De esta forma, si Aries es una explosión de energía que se manifiesta con velocidad y fuerza de acuerdo a la acción impulsiva que responde ante el deseo inmediato, por supuesto que lo hará un gran guerrero, capaz de luchar y de gozar la liberación de su energía a través de la batalla, del enfrentamiento, de la velocidad y fuerza que libera su ser. Pero a cambio, su capacidad de esperar, de reflexionar, de planear estará extremadamente limitada. A esa conclusión llegamos: "talento es detrimento". Porque entre más te vas al extremo de una energía, más serás vulnerable desde el otro lado.

Cuando la Astrología "popular" habla de atracción e intereses amorosos mundanos en relación a los signos zodiacales, suele hablar de los signos opuestos, y ese fundamento tiene algo de cierto en cuanto a la atracción que provee el lado opuesto de la energía con la que más me identifico y que mejor manifiesto. Es decir, una persona muy Ariana (no necesariamente Sol en Aries) puede llegar a sentir una sutil atracción por una persona Librana (no necesariamente Sol en Libra), ya que siente que lo Librano lo equilibra, lo balancea. Lo mismo sucede Vice - Versa. Pero si bien esa atracción se puede manifestar, hay un orden mucho más rico, amplio y complejo que se establece en un circulo que no necesariamente tiene que ver con oposición (vector de 180 grados), pero por ejemplo una cuadratura (angulo recto de 90 grados). Así encontraremos diferencias y antagonias muy relevantes entre Aries y Capricornio, entre Aries y Cáncer...

La percepción de opuestos y complementarios suele ser muy "romántica", pero desde mi punto de vista muy personal, el ser se tiene que desarrollar desde el eje para poder experimentar una forma más potente y profunda de liberar su energía. Por ejemplo un Aries que lucha está muy fácil, porque le es innato, pero un Aries que piensa, reflexiona y planea antes de luchar lo hace mucho más potente. No es ir "en el sentido contrario" de su energía, solamente es desarrollarla dirigiéndose más cerca del centro del mándala zodiacal. Así, si bien nos cuesta esfuerzos, el resultado será mucho más productivo y constructivo para nosotros si aprendemos a manejar la energía de un eje que de un signo individual.

Desde luego, el mándala astrológico (la misma carta natal), nos informará acerca de que energías tendemos a tener en exceso o en carencia, pues aunque suelen ser repartidas siempre resalta de alguna parte.

En resumen, opuestos y complementarios existen, y es inherente a la naturaleza de que si existe el blanco, en alguna parte encontraremos el negro. El Sol amanece pero también atardece, el ser nace, y finalmente muere...

A continuación, algunas características de signos opuestos y complementarios, para tener más claridad sobre el eje. Siempre recordando, que irse a un extremo es fácil, todos lo podemos hacer. Encontrar el equilibrio cuesta mucho más esfuerzo, pero por supuesto que la recompensa también será mayor.


TAURO ESCORPIO

Permanencia, inercia Transformación, muerte

Apego Desapego

Materialidad, acumulación Desprendimiento, emocionalidad

Deseo superficial Deseo profundo

Necesidad Pulsión

Placer, gozo Dolor, sufrimiento

Apropiación Destrucción

Acumulación Liberación

Poder terrenal Poder esotérico

Rutina Pasión

Quietud, paz Fusión, intensidad

​​​​

GÉMINIS SAGITARIO

Curiosidad Enfoque

Diversificación Síntesis

Entendimiento Comprensión

Conocimiento Sabiduría

Duda Sentido

Flexible Fanatismo

Versatilidad Maestría

Juego Jerarquía

Comunicación Dirección

Movimiento corto Movimiento largo

Vinculo Ideal

Idea Creencia

​​​

CÁNCER CAPRICORNIO

Maternal Paternal

Familia, pertenencia Ley, soledad

Calor, afectuosidad Frío, austeridad

Cercanía Distancia

Raíces, origen Meta, logro

Memoria Experiencia

Protección, seguridad Control, autoridad

Emoción Razón

Apoyo Auto sostén

Subjetividad Objetividad

Hogar Sociedad, estado

Moral Ley física

Sensibilidad Estructura

​​​

​​

LEO ACUARIO

Individual (estrella) Grupal (constelación)

Rey, reina Payaso, loco, genio

Brillo, irradiación Creatividad, rebelión

Autoexpresión Singularidad

Auto-conciencia Excentrismo

Organización Desorden, caos

Resonancia vincular, dependencia Resonancia individual, desapego

Reconocimiento Discontinuidad

Previsible Imprevisible

Aceptación Revolución

Soberbia Marginal

VIRGO PISCIS

Escéptico Crédulo

Racional Intuitivo

Ordenado, maníaco Confuso, evasivo

Detallista, meticuloso Soñador, imaginativo

Estresado, tenso Distenso, relajado

Consolida, investiga Disuelve, resuena

Higiene Misticismo

Latencia Inconsciente colectivo

Discriminación, detalle Sustancia arquetipica

Control Fantasia

Análisis Empatia

Matriz, sistema Inconsciente colectivo