Los Elementos en Astrología





Trata de una temática tan profunda que existen libros enteros que van describiendo desde todas las perspectivas aquellos entendimientos que podemos alcanzar a reconocer en la riqueza de los elementos.


Por supuesto, aquí iremos viendo cuales son los elementos en relación a la Astrología, el dominio que enseñamos y compartimos en nuestra academia.


Existen cuatro elementos que componen todo lo que existe, lo que vemos y lo que no vemos, lo que somos y el universo macrocosmico en el cual vivimos, el cual refleja nuestra naturaleza microcosmica.


Desde el origen de los tiempos se ha honrado la esencia de estos elementos entendiendo desde diversas perspectivas como filosóficas, científicas o esotéricas, el modo de manifestarse y el simbolismo de aquellos elementos.


Cuando consideramos a los elementos en astrología iremos describiendo aquello que nos permiten entender sobre la naturaleza cósmica y psicológica de la vida sobre la Tierra, que sea perteneciendo al reino mineral, vegetal, animal o humano. No obstante se puede extender aquellos significados a niveles mucho más amplios de la realidad, y llegar a numerosísimas conclusiones de orden apasionante.


Por ultimo, antes de entrar en materia, recordaremos que si existen signos astrologicos de determinados elemento, cada ser humano, según las disposiciones de su carta natal, tendrá un porcentaje o una variación de la repartición de los elementos en su ser, por lo cual su comportamiento y tendencias serán muy a semejanza de aquellos que resaltan. Estos cálculos dependen de la posición de los planetas por signos, pero también de la naturaleza del Ascendente, aunque "cada maestrito con su librito", cada programa de astrología y cada astrólogo tiene su propia formula para calcular aquel porcentaje.


Esto lo precisamos, porque no es por ser de Virgo que uno tiene mucha Tierra, ya que si soy de Virgo con Venus, Marte y Jupiter en Piscis, Saturno, Ceres, y la Luna en Cancer con Ascendente Escorpio, por más Virgo que sea mi naturaleza será del Agua, reflejando una gran sensibilidad y una gran conexión con mi mundo emocional (lo cual resultará aún más frustrante para mi Sol en Virgo jejeje).


Entonces vamos viendo a que corresponde cada elemento.



LA TIERRA


La Tierra, que representa el estado solido de la materia. La Tierra hace referencia en astrología a los signos de Tauro, Virgo y Capricornio. Se considera para aquellos que tienen un fuerte componente de Tierra en su carta natal, que tienen gran capacidad para trabajar, laborar, dar resultados concretos a actividades practicas. Estas personas son ordenadas, practicas y pragmáticas, tienden al escepticismo porque necesitan ver un resultado observable y constatable real. Las personas de Tierra aman los cálculos, los estudios que comprueban, aman poder tocar, ver, sentir, oír o olfatear lo que ocurre porque es a través de sus sentidos materiales que registran la información. Son personas que perciben la realidad a través del mundo de la forma, de lo que es, de lo que se ve y se manifiesta.

Generalmente son las personas más productivas, porque su necesitan de asentamiento material es mayor a la de los demás, por lo cual consideran oportuno dedicar mucho tiempo a actividades que generan un mayor nivel de estabilidad económica, un mayor nivel de seguridad y comodidad. Lo que importa es alimentarse, tener techo y poder satisfacer las necesidades vitales.

La Tierra es el nombre del elemento pero también del planeta que precisamente nos sostiene, nos cuida, nos alimenta, nos da a todos los recursos para poder vivir bien y mejor aún, disfrutar la amplia diversidad de alimentos, sonidos, recursos, paisajes y demás que podemos tener la oportunidad de encontrar en nuestros recorridos.


Exceso de Tierra : Las personas con exceso de Tierra tienden a ser muy rígidas, escépticas, a veces reservadas y poco entusiasmadas por la vida. Resultan siendo muy productivas pero con una tendencia al orden y al materialismo demasiado preponderante.


Carencia de Tierra : Dependiendo cual elemento predomina el efecto no será el mismo, pero tener carencia de Tierra hace que la persona no sea lo suficientemente aterrizada, realista, pies sobre la Tierra. Esta persona puede tener dificultad en enraizar, en tener continuidad en sus ambiciones y mantener orden en su vida. Incluso puede afectar la capacidad productiva.


Centro energético : Raíz (muladhara)

Numero : 4 (la estabilidad)


EL AIRE


El Aire corresponde al estado gaseoso de la materia. Es invisible, inalcanzable, difícil de contener. Al Aire se le relaciona con la capacidad intelectual, el mundo abstracto de las ideas y del pensamiento, tan difícil de ordenar y de entender.

La mente, es Aire. Las relaciones sociales, la comunicación y los pensamientos pertenecen al Aire.

Así las personas con mucho Aire necesitan en prioridad ESPACIO y LIBERTAD. Son personas que necesitan poder fluir de un lado al otro siempre con la mente abierta a muchas perspectivas. Tiende a ser estudiosos pero no como gente de Tierra que tienen capacidad de enfoque y persistencia en el mismo dominio, sino que los de Aire necesitan apertura en sus reflexiones y conocimientos. Mejor dicho, los de Aire deben tener una amplia red de conocimiento que se van entretejiendo y unificando, dividiendo y separando, uniendo otra vez para luego disolver, porque nada permanece igual. El Aire va de un lado al otro sin condiciones. Son personas hábiles con la palabra, con necesidad social importante, porque van nutriendo su mente y sus conocimientos relacionándose con los demás. Son los más dados a los vínculos, los viajes, los movimientos y los cambios en general.

El Aire gusta de compartir, de socializar, de vincular, de conocer y aprender, de transmitir y mover. Básicamente es un átomo libre, que pasea disfrutando los cambios.

Los signos de Aire son los de Géminis, Libra y Acuario (siendo este ultimo el más tormentoso).


Exceso de Aire : A la gente que tiene mucho Aire en la carta se le puede dificultar asentarse, enraizarse, mantener opiniones coherentes porque tienen mucha flexibilidad y capacidad de adaptación. La gran capacidad social que gozan puede dificultar el compromiso en los vínculos. Son personas tan mentales que su pensamiento puede también ser muy desordenado y este desorden reflejarse en todas las extensiones de su ser : relaciones, finanzas, etc. Dicho de otra forma, se tiene que aprender a calmar la mente.


Carencia de Aire : Cuando no se tiene lo suficiente, se pierde capacidad comunicativa y social, por lo cual puede verse muy ensimismada la persona. Por otra parte el Aire da fluidez a nuestro pensamiento para que pueda balancearse e ir encontrando nuevas perspectivas, es decir no ser obstinado o terco, por lo cual no tenerlo en cantidad suficiente dará posibilidad a esta tendencia.


Centro energético : Garganta (vishuddha)

Numero : 2 (la dualidad)


EL AGUA


El Agua es purificación, limpieza, transparencia, vida. Tiene la capacidad de hacernos cambiar completamente nuestro estado de animo como cuando llueve durante días o semanas, o cuando no hay agua caliente (jejeje). El agua es la vida, sabemos lo felices que nos ponemos al tomar agüita cuando aparece la tremenda sed.


Básicamente las personas de Agua son personas sensible, conectadas al mundo de las emociones y del pensamiento. Son aquellas que intuyen, sienten, perciben. Aquellas personas de agua requieren de tiempo de contemplación e introspección a diario, para permitirles de hacerse conscientes de sus percepciones y emociones y liberarlas, drenarlas.

El Agua puede fluir, como la de un rio. También puede quedarse estancada, como la de un lago. También puede destruir, inundar, destrozar, enfermar, o dar vida. Básicamente la clave es la moderación, la fluidez. Así mismo, las personas de agua son muy sensibles y van a tender a la susceptibilidad, la timidez, la inseguridad, pero tienen capacidad de entender y comprender el mundo y la vida desde sus propias experiencias de conexión sentimental con lo que les rodea, lo cual puede proveer estados de mucha confusión o de mucha comprensión. Sn autenticas en el sentido que siguen a su corazón y viven de acuerdo a sus sentimientos, de forma coherente. Los estados de animo pueden ser muy cambiantes, pero son personas empáticas, compasivas, que luchan por los demás y que quieren proteger a los más vulnerables. Son dedicados y gustan de servir y aportar, teniendo un contacto social favorecido con las poblaciones vulnerables, con los niños, los ancianos, pues allí es donde sus cualidades altruistas y serviciales florecen. La lógica y lo racional no predomina como en las personas de Tierra, pero la búsqueda de seguridad puede constituir un verdadero desafío, ya que el agua absorbe mucho de lo que aparece a su alrededor, y que la constitución misma de la personalidad depende mucho de las vivencias y experiencias de temprana edad. Son personas con gran capacidad artística, poetas, músicos, aquellos que transmiten emociones y sentimientos, y muchas veces tienen contacto con la espiritualidad.


Exceso de agua : Puede dar dificultades para afirmarse, defenderse, protegerse del ambiente externo. Su sensibilidad y emocionalidad hace que pueda ser susceptible y demasiado receptiva hacia las estimulaciones externas, situaciones y personas con el cual pueda tener contacto. Estados de confusión y de impotencia pueden manifestarse. Puede existir tendencias a la psicosomatización. Estados de animo muy cambiantes. El camino místico y la búsqueda espiritual, así como el arte, pueden ser importantes para canalizar la sensibilidad. Son personas que tienden al romanticismo y a la ensoñación.


Carencia de agua : Puede existir dificultad en tener contacto consigo mismo, hacerse consciente de sus emociones y vivir en autenticidad con la vida interna. Por otra parte el agua aporta humildad y empatía, por lo cual cuando se carece de agua uno puede ser más mecánico, más desconectado de su sentir.


Centro energético : Corazón (anahata)

Numero : 3 (la trilogía, no dual)


EL FUEGO


Trascendente, el fuego es el estado plasmático de la materia. El fuego ha sido admirado y respetado por el hombre desde el origen de los tiempos, y sigue siéndolo. Puede calentar o quemar, transformar o destruir.


Las personas de fuego son personas con alto potencial de acción, que tienen que canalizar su gran energía en actividades dinámicas, de movimiento y emprendimiento. Asumen el riesgo con facilidad y tienden a decidir sin más. Las personas de fuego quieren resplandecer, mostrarse y ser reconocidos. Es necesario para ellos que los admiren. Tienen gran entusiasmo y suelen manifestar alegría, fervor en la vida e iniciativa con fuerza. El fuego es e principio activo de la astrología, permite avanzar, decidir, resolver, defender, agredir, en resumen, todo lo que implica una acción y un movimiento. Son personas expresivas, que exteriorizan fácilmente sin necesariamente tomar en cuenta los demás. Suelen ser rápidos, agiles, francos, directos, y en cierta medida, auténticos en su forma de ser. Su carácter impulsivo sin embargo puede traerlos problemas por actuar irreflexivamente, con demasiada impulsividad. Tienden a la impaciencia, pues no les gustan la quietud, ni la inercia. Son personas con instinto e intuición en el sentido que tienen confianza en su juicio y no da vueltas a las cosas. Es decir, su instinto y su intuición sale de su natural espontaneidad que a menudo permite una rápida percepción global de la realidad. La sexualidad y la manifestación del deseo suele ser un enfoque importante para las personas de fuego.


Exceso de fuego : Da personas muy inestables, impacientes, agresivas, que tienen un potencial desbordante. Pueden sufrir de impaciencia, intolerancia, egocentrismo, y tener mucho dificultad por aprender lecciones de sus errores, pues su instinto lo hace demasiado apasionante. También suelen manifestar una sexualidad muy intensa que puede causar problemas de infidelidad.


Carencia de fuego : Puede causar dificultad en la auto-expresividad, en la manifestación de sus derechos e instintos. Son personas que van a tener dificultad en actuar, en defenderse y en poner en acción y practica sus deseos e intensiones. Puede existir carencia de confianza en si mismo.


Centro energético : Sacro (svadhisthana)

Numero : 1 (el inicio)




Es obvio que estas descripciones son generalidades, pues puedo no tener casi aire en mi carta pero tener un Mercurio en Géminis, lo cual me aportará un balance significativo. Así, como siempre : analizar con precisión y meticulosidad.


Espero que estas descripciones les puedan resultar útiles, pues aportan precisión a la interpretación. No es igual tener un trígono Luna-Neptuno con una gran cantidad de agua que con carencia de agua, pues cada carta es un gran universo y conocer su balance energético y elemental nos permite llegar al primer entendimiento.


A continuación les comparto un relato de los nativos norte-americanos de la tribu Cree, que me parece interesante a la hora de concebir desde otra percepción los elementos.


Baptiste Le Bras

___________________________________________________


"Las cuatro razas" leyenda de la Tribu Cree


Al principio de los tiempos, el Creador sentó a sus criaturas en un círculo sobre la Madre Tierra y le contó a cada raza acerca de sus responsabilidades individuales y sus roles en el gran círculo sagrado de la vida.


Las enseñanzas fueron divididas en cuatro partes iguales y se entregó cada una a una tribu diferente. Las cuatro tribus fueron entonces enviadas en las cuatro direcciones, cada una con un conocimiento especial:


  • A la gente Amarilla se le confió el Espíritu, y su elemento fue el Fuego.

  • A la gente Negra se le comisionó el Alma, y su elemento fue el Agua.

  • A la gente Roja se le entregó el Cuerpo, y su elemento fue la Tierra.

  • Y la gente Blanca aprendió sobre la Mente, y su elemento fue el Aire.


A cada raza se le dio entonces un cuarto de la verdad de la creación. Pero a medida que el tiempo pasó, olvidaron que su conocimiento estaba incompleto, pensando que poseían la totalidad de la verdad. Entonces, pelearon entre ellos.


A la gente blanca se les avisó de que tenían como misión especial aconsejar a otras razas y reunirlas en concilio. Se les dijo que el conocimiento de la mente es muy poderoso y que debían tener mucho cuidado para evitar que el mundo fuese destruido. Lamentablemente, la gente blanca olvidó la advertencia y, a medida que viajaban por la Tierra, en lugar de hacer concilio con las otras razas usaron el poder de la mente para dominarlas.


La gente de la mente cree que su conocimiento es todo lo que se necesita. Por eso destruyen el Cuerpo de la Madre Tierra e ignoran al Espíritu y al Alma. La deforestación, la contaminación y la destrucción del medio ambiente son algunas de sus consecuencias. Muchas guerras pasadas y actuales, también.


Sin embargo, aún podemos reparar el círculo de la Vida y restaurar el balance de la Tierra modificando, poco a poco, nuestras acciones personales concienciando a nuestros allegados para que, a su vez, estos conciencien a los suyos.