¿ Quien soy y cual es mi perspectiva de la Astrología ?

Perspectiva Astrológica de Baptiste Le Bras, fundador, director y profesor del CEIA




He pasado los últimos 15 años realizando estudios e investigaciones en muchos países y con distintas corrientes astrológicas (ver biografía).


A través de numerosos estudios e investigaciones, no exclusivamente en el campo de la Astrología pero también de la parapsicología, del esoterismo, del chamanismo y la sabiduría ancestral, de la psicología transpersonal entre otros, he llegado a tener una visión muy propia de lo que es y de cómo funciona la Astrología.


Mi perspectiva de la misma encaja mucho más en la denominada Astrología Humanística o Transpersonal, aunque no se limita o condiciona a una sola corriente.


De hecho, considero muy oportuno practicar e investigar muchas técnicas y modos de ver e interpretar la carta astral desde una perspectiva antigua, helenística y medieval, porque considero que solamente conociendo el origen de las cosas podemos llegar a comprenderlas. Pero también debo admitir que, a mi modo de ver las cosas, no podemos seguir pensando y observando en base a conocimientos absolutamente inadaptados a lo que es el ser humano de hoy, y a lo que será el de mañana.


Mi experiencia de vida plena de transformación y cuestionamientos muy profundos me ha puesto a comprender que el ser humano es mucho más de lo que se ha llegado a reconocer dentro de la sociedad moderna. Si nuestro origen permanece en realidad desconocido, la Astrología es tal como una antorcha que permite alumbrar nuestros caminos en medio de la oscuridad en la cual vamos caminando y evolucionando.


El libre fluido de la información nivel global y el avance de los descubrimientos abren puertas a una verdadera revolución de nuestra conciencia individual y colectiva, y es a mi parecer conveniente de generar una auténtica revolución en los artes y ciencias que hacen parte de nuestro legado. La Astrología no debe ser excluida, bien al contrario, porque siento en mi corazón que en algún momento nos permitirá entender las claves mismas acerca de la verdadera comprensión del ser humano. Ella nos permite constatar con claridad y certeza que el ser humano tiene una relación muy estrecha con el cosmos.


Quizás, nuestro verdadero ADN es cósmico.


Mi propósito fundamental a la hora de fundar el CEIA fue crear una academia de Astrología la más parecida posible a una verdadera escuela presencial. He querido dar la posibilidad a los estudiantes de todos los horizontes para que puedan tener acceso a una formación muy profunda y completa en el dominio astrológico, y que puedan tener la oportunidad de complementar sus estudios con una gran cantidad de materiales disponibles en la plataforma académica : bibliografía, horóscopos, video y audioteca, radio astrológica, blog y red de artículos, programas de astrología [...].


Este gran arte que es la Astrología se aprende como se aprende música, danza. Al principio hay que seguir unos pasos muy precisos, con disciplina y firmeza. Hay que seguir un aprendizaje racional y lógico (el cual se complementa con una integración sensorial e intuitiva), hasta que uno realmente haya integrado los niveles más básicos de la interpretación. Luego hay que practicar mucho, siguiendo los paso y patrones enseñados por el maestro o profesor. Y progresivamente, a través de la practica y de la experiencia de vida, se tiene que volver arte. Que se vuelva Arte la Astrología significa que uno haya adaptado el conocimiento a la propia singularidad de su ser. Significa que uno a tenido suficiente experiencia para poder integrar un nivel de coherencia entre lo que uno sabe, lo que uno es, y lo que uno hace. Hasta este momento la lectura de la carta astral se volverá una verdadera danza fluida y libre de condiciones.


De la repetición de los primeros pasos hasta las ganas de abandonar la práctica, pasando por el desespero de la falta de confianza y de seguridad, la persistencia y el trabajo personal (que justamente permite la Astrología a través de la comprensión de la carta natal propia) llevarán el estudiante a ser maestro de su propio arte.


La Astrología es científica pero no se “reduce” a ser ciencia. Ella va “con-ciencia”.


En el mismo desarrollo de este proyecto que es el CEIA, me he abierto a la posibilidad de que, para el bien de todos, la academia pueda volverse un tejido comunitario donde todos aquellos que lo quieran hacer puedan compartir un Saber y una Sabiduría al respecto de la Astrología. Porque fundamentalmente, nadie puede aportar la totalidad del saber que abarca este maravilloso lenguaje, pero juntos, podemos ofrecer un conocimiento muy profundo, donde se comparten distintas perspectivas acerca de la misma.

Así desde 2022 vamos abriendo las puertas al tejido colectivo digno de nuestra era, y de la evolución del planeta Tierra, y dejamos el camino de los Soles individuales.

Porque en esencia, el hoy ya no trata del YO, sino del NOSOTROS.


Aprender Astrología es realizar un camino iniciático, donde mi perspectiva de mi-mismo(a) y del mundo va a cambiar, dándome un mayor profundo nivel de consciencia, de libertad y de comprensión acerca del funcionamiento energético, psicológico y motor del ser humano.


La Astrología nos permite avanzar, y optimizar nuestra vida en muchos sentidos, siendo los beneficios, al conocerla e interpretarla, innumerables.


Es, desde mi punto de vista, apasionante. La Astrología te muestra una realidad maravillosa. Es una cosmo-radiografía del Ser.


Los invito a descubrir, y a descubrirse.


1 comentario