top of page

Plutón en Acuario 2023

Plutón en Acuario, el futuro de nuestra especie




El 23 de marzo Plutón entrará en Acuario. Lo abandonará rápidamente (el 11 de junio) para regresar el 21 de enero de 2024. Luego hará una última excursión a Capricornio el 1 de septiembre de 2024 y el 20 de noviembre del mismo año tomará su ruta final dentro de Acuario hasta el 9 de marzo de 2043. Para entonces el mundo habrá cambiado, ¡no lo dudes!


La última vez que lo vimos en Acuario, no dejamos de recordar un pequeño acontecimiento que ha quedado escrito en todos los libros de historia: la Revolución Francesa. El contexto es remoto, y lo que podríamos prever para los próximos 20 años sigue siendo, precisamente, difícil de predecir cuando se trata de Acuario. Sin embargo, estableciendo un diagnóstico basado en el contexto actual y en los grandes conocimientos astrológicos, podemos prever grandes convulsiones dentro de la sociedad actual tal y como la conocemos. Habrá un antes y un después de Plutón en Acuario.


Los desarrollos tecnológicos se multiplicarán y darán vida a nuevos sistemas de comunicación que de momento sólo podemos imaginar al ritmo del metaverso que se está imponiendo, mientras que los poderes fácticos se centrarán en la exploración espacial y el descubrimiento del multiverso que aún estamos lejos de poder concebir de forma realista. Para ello, Plutón contará con el apoyo de Urano, que hará su primera entrada en Géminis el 7 de julio de 2025.


La ecología sigue siendo en este momento una utopía que pocos pueden contemplar de forma realista. Si muchos de los acontecimientos que han marcado los últimos años hubieran parecido a algunos buenos indicadores de toma de conciencia, seguimos al pie del muro, el cual sigue fortaleciéndose a un ritmo en el que las decisiones colectivas no influyen en absoluto en esta realidad tan plutoniana que podría describirse como la destrucción aparentemente inalterable e ineludible de nuestro ecosistema. En Acuario el ritmo de esta destrucción se va a acelerar y dudo que seamos capaces de hacer frente a los cambios bioclimáticos que estamos provocando.


Creo que viviremos grandes confrontaciones durante estos años. Si Géminis sigue siendo el signo de la dualidad, es en el sentido de que une y divide constantemente, lo que forma parte de su función arquetípica. Acuario también alberga una gran dualidad, pero más profundamente dentro de su simbolismo. Representa tanto los desarrollos creativos más innovadores y audaces que sin la menor noción de consecuencia pueden dar lugar a inventos terribles, como la lucha por sostener utopías colectivas de igualdad, ecología, comunidad. Asistiremos a una auténtica fractura en el seno de la sociedad en la que las minorías querrán actuar ante las "locuras" de las decisiones tomadas en medio de los distintos poderes que rigen el futuro de la Tierra y ello, tal vez, incluso al precio de la exigencia de una revolución soberana que rinda homenaje al planeta y al ser humano. Porque recordemos: la Tierra vivirá, es la especie humana la que está en peligro.


Hemos visto con el episodio Covid lo fácil que es subyugar a los humanos y lo fácil que es distraer el pensamiento individual y colectivo, y sólo nos queda esperar que Neptuno en Aries (2025) pueda darnos un poco más de capacidad de acción sobre lo que ocurre en el mundo, porque hasta ahora es difícil ser optimista sobre el futuro de nuestra especie. ¿O será mi Sol en Capricornio en casa XII el que está nublando las perspectivas? Eso espero de todo corazón.

Plutón en Acuario levantará el velo sobre muchas verdades que han estado oscurecidas y, a riesgo de parecer loco a algunos, no me abstendría de incluir los contactos extraterrestres dentro de estas verdades (numerosos testimonios, documentales e investigaciones ya han puesto en evidencia lo improbable), descubrimientos impactantes en el mundo científico, iniciativas de poderes políticos y económicos que ponen en peligro a la raza humana, catástrofes ecológicas, un cambio de actitud ante la idea de la muerte, y muchos otros temas... los tabúes saldrán a la luz de forma más espontánea.

Si hemos experimentado la globalización, estamos a pocos pasos de la universalización. En unos pocos clics podemos hacer milagros... o desastres.

No se trata de pensar en Plutón en Acuario imaginando lo peor, sino de intentar ser objetivos sobre el desarrollo de la conciencia humana en su estado actual. La especie humana es extremadamente reciente (en términos de la edad de la Tierra) y su forma de actuar como individuo y como colectivo sigue basándose en el instinto de supervivencia y en la necesidad de expansión. Expansión en todos los sentidos de la palabra, la de la espiritualidad libre que sigue avanzando en la liberación de la conciencia de los condicionamientos religiosos, pero también la de un tumor que sigue creciendo a riesgo del organismo que lo porta. Estamos a punto de enfrentarnos a un punto de inflexión y a quienes no estén bien agarrados les puede resultar difícil no tumbarse de sus asientos.


La instauración de una moneda universal y virtual también está probablemente en ciernes, hemos visto su desarrollo como sospechábamos con respecto a la entrada de Urano en Tauro. Si las piezas del ajedrez se han colocado estratégicamente durante Plutón en Capricornio, estamos a punto de ver las consecuencias reales de este juego que sigue siendo apoyado por el hecho de que el 99% de la riqueza mundial pertenece al 1% de la población (es un hecho, no una idea).

Las películas de ciencia ficción revelan lo que se está proyectando en la vibración acuariana del inconsciente colectivo y estamos viendo cómo despegan cada vez más los pequeños viajes espaciales, ya que la NASA, Space X y muchas otras empresas ya están avanzando con muchas ideas cuyos posibles resultados a medio y largo plazo sólo podemos percibir.


También vamos a asistir a la continua estandarización del mundo y a cada vez más movimientos migratorios, sobre todo debido al cambio climático y a la falta de agua que se dejará sentir cada vez más.

También hemos visto el surgimiento de nuevos conceptos y formas de vivir que en realidad son muy antiguos: la vuelta a la permacultura, las comunidades autosuficientes, la bioconstrucción, la medicina natural y holística, y muchas iniciativas que dan esperanza y tienen el poder de transformar la sociedad moderna. También podemos ver con Plutón en Acuario el fin del petróleo como fuente de energía y potencia, y la aparición de nuevas energías. La electricidad o los sistemas de electrificación se han desarrollado con Plutón en Acuario, así que por qué no podemos desarrollar formas totalmente nuevas de producir energía, o mejor aún, de no gastarla.

El cambio (Acuario) es posible. Pero debemos redefinir Plutón. Si el mundo, la política y los poderes socioeconómicos no son desafiados por los humanos, entonces nada cambiará y la especie humana continuará su ciclo recurrente de destrucción. Plutón en Acuario marcará el punto de inflexión de la historia en el sentido de que es el momento en el que está en juego nuestro libre albedrío y, de un modo u otro, el futuro del planeta.

Por lo tanto, para lograr una revolución, hay que alcanzar un punto crítico. Tanto a nivel individual como colectivo no podemos actuar si la crisis no es suficientemente intensa. Teniendo esto en cuenta, démonos cuenta de lo sencillo que es manipular a los seres humanos. El pan y circo siempre ha estado a la orden del día.

¿Estamos preparados para cambiar? Por lo que hemos visto en los últimos años, la respuesta sería no. Pero Plutón en Acuario puede depararnos más de una sorpresa, y la Tierra también tendrá algo que decir. La Tierra tiene su propio proceso evolutivo, y la especie humana es sólo una fase de este proceso. La Tierra tiene su propia conciencia y seguirá viviendo, con o sin nosotros, pero no debemos esperar grandes cosas cuando cambiemos los motores de gasolina por las baterías de litio. Pan y circo... ¿hasta cuándo? Eso lo decidiremos nosotros, como colectivo de individuos...


Plutón en Acuario traerá grandes descubrimientos en todos los campos del conocimiento y la astrología representada por el signo de Acuario también podría tomar un nuevo vuelo. Hoy vemos nuevas perspectivas en este campo que gana en profundidad y visibilidad. El desarrollo de la astrología topocéntrica y ascensional, de la astrología vincular, de la astrología que profundiza y continúa las investigaciones de Carl Jung y que logra cada vez más unificar cielo y tierra, conciencia y experiencia, destino y libre albedrío sin disociar y sin condicionar. De un modo u otro, el desarrollo de la especie humana dará un "salto cuántico". ¿Estamos preparados? Es poco probable que disminuyan los movimientos de la Tierra como erupciones volcánicas, seísmos y demás, pues como entidad viva que se tiene que sacudirse de este monto de pulgas que la asolan, y también podemos esperar que ocurran muchos desastres naturales.

La edad crítica de Plutón en Acuario puede manifestarse en torno a 2031, de acuerdo con los índices cíclicos planetarios, y quizá en torno a la conjunción Urano-Saturno en 2032.


Para entonces habrá tiempo de contemplar las perspectivas, pero la mirada está puesta en lo imprevisible, en lo que puede surgir y cambiarlo todo en un instante. Ahora formamos parte de la generación de los que habrán vivido con Plutón en Acuario. Intentemos aprovecharlo y generar una destrucción bella y creativa, porque, al fin y al cabo, como la muerte, ambas son necesarias para la evolución de nuestra especie.

bottom of page