La Gran Invocación




Herencia de Alice Bailey, la Gran Invocación es un mantra o oración destinada a ser utilizada colectivamente para acelerar el desarrollo evolutivo de la especie humana.


Creo, y no cuesta nada intentarlo, que el rezo repetido y constante (diario por lo menos) de esta oración permite un fluir, un desarrollo en nuestra capacidad de ampliar nuestra conciencia y ser canales más puros y humildes.


Especialmente muy benéfico para aquellos que desean explorar la Astrología en sus niveles más profundos.


Aquí va :


Desde el punto de luz en la mente de Dios, que afluya luz a las mentes de los hombres, que la luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de amor en el corazón de Dios, que afluya amor a los corazones de los hombres, que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida, que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres, el propósito que los maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, que se realice el plan de amor y de luz y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la luz, el amor y el poder restablezcan el plan en la Tierra.